Las empresas juegan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático

Las empresas juegan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático, pues en ellas está la capacidad para implantar acciones encaminadas a reducir su impacto y contribuir así a la descarbonización de la economía.

En el año de la ambición climática, desde la Comunidad #PorElClima promueven los 101 Ejemplos Empresariales de Acciones #PorElClima, que ya alcanza su 4ª edición. El objetivo: reconocer las iniciativas más ambiciosas llevadas a cabo por las empresas españolas para frenar el colapso climático y ambiental, las desigualdades sociales y la mejora de nuestra resiliencia.

Como novedad, la edición de este año se dirige a empresas medianas, pymes y micropymes, pues son ellas quienes conforman el 99% del sector privado en nuestro país. Además, este año se ha puesto un especial foco en la implementación de estrategias de descarbonización, que vayan en consonancia con los objetivos establecidos por la Unión Europea de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030 y la neutralidad para 2050, tal y como recoge la recientemente aprobada Ley de Cambio Climático.

Nuestro sistema de reutilización de embalajes figura como uno de los 101 𝗘𝗷𝗲𝗺𝗽𝗹𝗼𝘀 𝗘𝗺𝗽𝗿𝗲𝘀𝗮𝗿𝗶𝗮𝗹𝗲𝘀 #PorElClima que reconocen un año más 𝗲𝗹 𝗰𝗼𝗺𝗽𝗿𝗼𝗺𝗶𝘀𝗼 𝘆 𝗹𝗮 𝗮𝗺𝗯𝗶𝗰𝗶ó𝗻 𝗰𝗹𝗶𝗺á𝘁𝗶𝗰𝗮 𝗱𝗲𝗹 𝘀𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗲𝗺𝗽𝗿𝗲𝘀𝗮𝗿𝗶𝗮𝗹, incluyendo a pequeñas, medianas y grandes compañías, con el fin de visibilizar sus iniciativas concretas para hacer frente a la emergencia climática e impulsar las acciones de descarbonización.

La política interna de Eleko nos lleva a conservar todos los embalajes recibidos para su posterior uso en la distribución de mercancía, reutilizando así casi el 100% de las cajas de nuestros proveedores así como los materiales plásticos de protección, garantizando en todo caso la integridad de los productos, equipos y materiales que distribuye.

Los embalajes (cajas de cartón) y materiales de protección (plásticos y productos acolchados) que reciben con mercancía procedentes de proveedores, son en primer lugar clasificados según el tipo de material para su posterior uso. Las cajas se guardan sin desmontar con el fin de alargar la vida útil del material y mantener la estructura original del embalaje, además de ayudar a no ralentizar los procesos productivos. Por su parte, los materiales plásticos de protección de mercancía, como productos acolchados o films de embalaje, se acumulan en grandes cestas.

Con este sistema de reutilización de materiales se consigue una reutilización del 98% de los cartones y plástico de embalajes de proveedores, rechazando por mal estado o problemas de manipulación aproximadamente el 2% de todo lo que recibe. De esta forma la entidad colabora en la reducción de emisiones de CO2 que conllevaría la producción de estos elementos.

Una empresa como Eleko, cuya actividad principal es la distribución de mercancía, ha encontrado en una de sus necesidades, el embalaje, su principal compromiso en el camino hacia la descarbonización. Así, nos hemos comprometido a no consumir ningún material de embalaje, alargando todo lo posible la vida útil de elementos que ya existen. Como elemento distintivo en nuestros envíos solo utilizamos la cinta de embalaje.

Eleko colabora de esta forma en la reducción de la producción de plástico y cartón, disminuyendo el consumo de materias primas como madera, agua y energía, lo que está directamente relacionado con la estrategia de reducción 2030 y la descarbonización total para 2050.

Además, también calculamos nuestra huella de carbono que desde 2017  se ha reducido en un 17%.

En la edición 2021 se han reconocido aquellas 𝗽𝗿𝗼𝗽𝘂𝗲𝘀𝘁𝗮𝘀 𝗾𝘂𝗲 𝗮𝗰𝗲𝗹𝗲𝗿𝗮𝗻 𝗹𝗮 𝗮𝗺𝗯𝗶𝗰𝗶ó𝗻 𝗰𝗹𝗶𝗺á𝘁𝗶𝗰𝗮 𝗱𝗲𝗹 𝘀𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗲𝗺𝗽𝗿𝗲𝘀𝗮𝗿𝗶𝗮𝗹 con el objetivo de cumplir con los objetivos de descarbonización 2050. Están focalizadas en la medición del impacto, la reducción de emisiones, el reporte público de las acciones y la movilización social.